Ingredientes

Para 6 personas

  • Para la mermelada de moras:
  • 500g de moras
  • 400g de azúcar para mermelada
  • 5cl de zumo de limón
  • Para los buñuelos:
  • 480g de harina blanca para repostería
  • 50g de maicena
  • 50g + 50g de azúcar en polvo
  • 2 huevos enteros
  • 80g de mantequilla blanda
  • 1 sobre de levadura química
  • 18cl de leche
  • 1 sobre de levadura de panadería
  • 1 pizca de sal
  • 1l de aceite para freír

Instrucciones

Lava las moras y escúrrelas bien. Introduce las moras, el azúcar y el zumo de limón en el robot provisto de la cuchilla para amasar/triturar. Tritura los ingredientes a velocidad 7 durante 20 segundos. Pon en marcha el programa de postres a 105 °C y velocidad 5 durante 40 minutos con el tapón. Cuando termine el programa, vierte la mermelada en tarros esterilizados y déjalos que se enfríen del revés.

Diluye la levadura para panadería en leche tibia. Introduce la harina, la maicena, la levadura química, la sal y el azúcar en el robot provisto de la cuchilla para amasar/triturar. Añade la leche con la levadura, los huevos y la mantequilla cortada en dados pequeños. Pon en marcha el programa para masas P2. Cuando termine el programa, coloca la masa en una placa cubierta con papel de horno, tápala con un paño y déjala reposar como mínimo 1 hora y 30 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo, extiende la masa con un rodillo sobre una encimera cubierta de harina hasta que tenga un grosor de unos 0,5 cm. Con un cortapastas de 10 cm, corta la masa en círculos. Coloca la mitad de los círculos de masa sobre una bandeja cubierta con un poco de harina y, a continuación, añade una cucharadita de mermelada en el centro. Humedece un poco los contornos de los círculos de masa y recúbrelos con el resto de los discos. Une bien los bordes para sellarlos correctamente. Cúbrelos con un paño y déjalos reposar durante una hora aproximadamente a temperatura ambiente. En una cazuela, calienta el aceite a fuego medio. Sumerge los buñuelos de dos en dos y cocínalos a fuego medio entre 3 y 4 minutos mientras les das la vuelta. Colócalos en papel absorbente y, a continuación, rebózalos (cuando todavía estén calientes) en los 50 g de azúcar restante.

Consejos

También puedes rellenar los bollitos de crema pastelera, rodajas de manzana o crema para untar.