Ingredientes

Para 8 personas

  • 8 huevos
  • 210 g + 150 g de azúcar
  • 200 g + 1 cucharadita de harina de repostería
  • 40 g + 1 nuez de mantequilla derretida
  • 40 g de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 150 ml de agua
  • 60 ml + 1 cucharada de kirsch
  • 400 g + 400 g + 400 g de nata para montar
  • 40 g + 30 g de azúcar glas
  • 120 g de chocolate negro derretido (65 % de cacao)
  • 300 g de cerezas morello confitadas en licor kirsch
  • 100 g de virutas de chocolate

Instrucciones

Precalentar el horno a 180 °C. Mezclar la harina, la levadura en polvo y el cacao, y reservar. Engrasar un molde alto con una nuez de mantequilla y esparcir harina.

Colocar la batidora en el cuenco y añadir los huevos y 210 g de azúcar. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Pasar la mezcla a un vaso de mezcla y batir con suavidad la levadura en polvo, la harina, el cacao y la mantequilla derretida hasta conseguir una textura fina. Verter en el molde de bizcocho y hornear durante 30 minutos. Desmoldar y colocar en una rejilla para que se enfríe durante 30 minutos.

Echar 150 g de azúcar y el agua en el cuenco con la batidora colocada. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Al final del programa, añadir 60 ml de kirsch.

Dejar el cuenco en el frigorífico durante 30 minutos. Colocar la batidora en el cuenco frío, añadir 200 g de nata para montar fría y 40 g de azúcar glas. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Añadir 1 cucharada de kirsch unos segundos antes de que termine el programa. Echar la nata montada con una espátula de silicona y dejar que se enfríe.

Colocar la batidora de varillas en el cuenco muy frío y echar 200 g de nata para montar y 30 g de azúcar glas. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Cuando la nata esté montada, añadir el chocolate derretido, cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Cortar el bizcocho genovés en tres trozos y empapar los tres en sirope. Colocar el primer trozo de bizcocho en una bandeja y añadir la nata montada con chocolate por encima junto con la mitad de las cerezas. Poner encima el segundo trozo de bizcocho de chocolate y añadir 3/4 de la nata montada con kirsch y añadir las cerezas restantes. Cubrir con el último trozo de bizcocho de chocolate.

Utilizar la espátula para cubrir la tarta con el resto de nata montada con kirsch. Reservar un poco para decorar la parte superior de la tarta. Esparcir virutas de chocolate por los lados de la tarta. Echar el resto de la nata montada clásica en la manga pastelera con la boquilla de estrella puesta y hacer flores con la crema. Colocar cerezas confitadas en las flores. Echar unas virutas de chocolate en el medio. Guardar en el frigorífico.

Consejos

La nata montada con chocolate se puede sustituir por nata montada sin chocolate y añadir más cerezas confitadas.