Tarta de pistacho, cerezas y chocolate blanco

Ingredientes

Para 6 personas

  • 200 g de pistachos pelados
  • 3 huevos
  • 25 g + 50 g de azúcar glas
  • 60 g de azúcar
  • 200 ml de nata para montar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 250 g de queso mascarpone
  • 1 tarro de cerezas en su jugo
  • 150 g de chocolate blanco picado

Instrucciones

Precalentar el horno a 150 ºC. Colocar la cuchilla picadora en el cuenco, añadir los pistachos, cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Reservar.

Colocar el accesorio batidor en el cuenco. Separar las claras de huevo de las yemas y añadir las primeras en el cuenco con 25 g de azúcar glas. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Reservar.

Echar las yemas con el azúcar, cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Retirar el accesorio batidor, añadir los pistachos picados y las claras montadas. Mezclar con cuidado mediante la espátula haciendo movimientos envolventes.

Sobre una hoja de papel vegetal, formar dos discos de igual tamaño. Hornear durante 15 minutos hasta que esté seco, pero no dorado. Dejar que se enfríe.

Colocar el accesorio batidor en el cuenco y añadir la nata muy fría con la esencia de vainilla y 50 g de azúcar glas. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. A continuación, retirar el accesorio batidor, añadir el queso mascarpone y mezclar con una espátula.

Para montar la tarta, poner un disco de bizcocho de pistacho, cubrir con las 2/3 partes de la crema y añadir las cerezas escurridas (reservar algunas para decorar) y el chocolate blanco picado.

Cubrir con el segundo disco de bizcocho y decorar con el resto de crema, unas cerezas más, unos trozos de chocolate blanco y unos pistachos.

Consejos

Esta tarta se puede congelar y servir como postre helado. Reducir al fuego el almíbar de las cerezas y verterlo sobre la tarta como una salsa.