Ingredientes

Para 6 personas

  • Para el semifrío:
  • 5 huevos
  • 400g de azúcar en polvo
  • 25cl de nata líquida
  • 50g de queso mascarpone
  • 30g de almendras
  • 30g de pistachos
  • 30g de avellanas
  • 1 cucharada sopera de extracto de almendra amarga
  • 1 pizca de sal

Instrucciones

Introduce los frutos secos en el vaso provisto de la cuchilla para amasar/triturar y pon en marcha el robot a velocidad 12 durante 5 segundos. Resérvalos; a continuación, lava y seca el vaso. En una sartén antiadherente sin nada de grasa, introduce los frutos secos con 200g de azúcar y caramelízalos a fuego medio. Cuando la mezcla esté caramelizada, vierte todo en una hoja de papel de horno. En cuanto el caramelo se haya enfriado, rómpelo con un cuchillo o con un rodillo en trozos desiguales.

Introduce la batidora de varillas en el vaso del robot y añade la nata líquida muy fría, el mascarpone y 100g de azúcar. Pon en marcha el robot a velocidad 10 durante 1 minuto. Reserva la mezcla. Lava y seca el vaso.

Separa las yemas de huevo de las claras. Introduce la batidora de varillas en el robot y, a continuación, las claras al punto de nieve. Pon en marcha el robot a velocidad 7 durante 8 minutos. Resérvalas; a continuación, lava y seca el vaso.

Introduce las yemas de los huevos y los otros 100g de azúcar en el vaso provisto de la batidora de varillas y pon en marcha el robot a velocidad 6 durante 1 minuto. Incorpora con cuidado el chantillí a la mezcla y, a continuación, las claras montadas al punto de nieve. Añade el extracto de almendra amarga y mézclalo todo con una espátula.

Cubre un molde para bizcochos con film transparente y espolvorea un cuarto de los trozos del crocante. Vierte un poco de la elaboración después del crocante. Repite esta misma acción hasta agotar todos los ingredientes. Guarda el semifrío en la nevera como mínimo durante 12 horas.

Consejos

Acompaña este postre con un coulis de frutos rojos.