Quiche de espinacas, ricotta y piñones

Ingredientes

Para 4 personas

  • 250 g de harina
  • 125 g de mantequilla
  • 200 g de espinacas
  • 150 g de queso ricotta
  • 3 + 1 huevos
  • 50 g de piñones
  • 150 ml de nata líquida
  • 100 ml de leche
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • 1 cucharada de menta picada
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Agua

Instrucciones

Echar la harina, la mantequilla cortada en dados, 1 huevo, el agua y la sal en el cuenco del robot provisto de la cuchilla para amasar/triturar. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Cuando termine el programa, hacer una bola con la masa y envolver en film transparente. Reservar en el frigorífico durante 1 hora.

Precalentar el horno a 180 °C. Untar de mantequilla y enharinar un molde para tartas. Sacar la masa del frigorífico y extender hasta que tenga un grosor de unos 3 mm. Cubrir el molde con la masa y pinchar con un tenedor. Tapar el fondo de la tarta con una hoja de papel de horno y colocar pesos para tarta encima. Hornear durante 15 minutos. Sacar la masa del horno, quitar los pesos y dejar que se enfríe.

Lavar y escurrir las espinacas. En el cuenco del robot provisto del mezclador, verter el aceite de oliva e incorporar las espinacas. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Cuando termine el programa, retirar las espinacas y colocarlas en el fondo de la tarta.

Cambiar el accesorio mezclador por el batidor. Introducir los 3 huevos, la nata, la leche, la sal y la pimienta. Cerrar la tapa con el tapón y pulsar Iniciar.

Añadir el queso ricotta, el cebollino y la menta, cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Verter el contenido del robot sobre las espinacas y esparcir los piñones por encima. Hornear la quiche durante 30 minutos hasta que esté dorada.

Consejos

Añadir tiras de panceta ahumada sobre la masa antes de verter el contenido del robot.