Morcilla blanca casera y guiso de castañas y níscalos

Ingredientes

Para 8 personas

  • 500 g de pechugas de pollo
  • 160 ml de leche entera
  • 80 g de queso mascarpone
  • 1 huevo + 1 yema
  • 25 g de fécula de maíz
  • 20 ml de coñac
  • 10 g + 50 g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 300 g de níscalos frescos o congelados
  • 300 g de castañas en conserva
  • 50 ml de vino blanco
  • 2 chalotas
  • 1 cucharada de aceite de avellana
  • 2 ramitas de perejil
  • 150 ml de nata líquida
  • 1 pizca de pimiento de Espelette

Instrucciones

Introducir el pollo en el cuenco provisto de la cuchilla picadora, cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Añadir el queso mascarpone, el huevo y la yema, la leche, el coñac y la fécula, salpimentar, cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Preparar 6 hojas de film transparente y colocar relleno en cada una. Enrollarlas y apretarlas bien para formar las morcillas. Hacer un nudo en cada extremo y volver a envolverlas en film transparente.

Verter agua en el cuenco del robot hasta la marca de 0,7 l. A continuación, disponer las morcillas en la cesta de vapor, cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Cuando termine el programa, reservar las morcillas envueltas en el film transparente.

Limpiar los níscalos y, si son grandes, cortarlos por la mitad. A continuación, pelar las chalotas, cortarlas por la mitad e introducirlas junto con el perejil deshojado en el robot con la cuchilla picadora colocada. Cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Sustituir la cuchilla picadora por el accesorio mezclador. Añadir 50 g de mantequilla, los níscalos y las castañas, salpimentar, cerrar la tapa y pulsar Iniciar. Una vez transcurridos 3 minutos, verter el vino blanco a través del orificio de la tapa.

Añadir la nata líquida, cerrar la tapa y pulsar Iniciar.

Quitar el film transparente a las morcillas. Poner una sartén al fuego y fundir 10 g de mantequilla. Sofreír las morcillas unos minutos hasta dorarlas completamente. Acompañarlas con castañas y níscalos, y espolvorear un poco de pimiento de Espelette por encima.

Consejos

Para obtener una versión todavía más deliciosa, añadir una cajita de trocitos de trufa al relleno de pollo.