Mont Blanc renovado y vino de naranja

Ingredientes

Para 6 personas

  • Para la masa:
  • 180g de mantequilla
  • 100g de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 300g de harina
  • Para la crema:
  • 100g de queso mascarpone
  • 200g + 120g de crema de castañas
  • 20g de mantequilla
  • 6 merengues pequeños
  • 6 cucharadas de chantillí
  • Azúcar glas
  • Para el vino de naranja:
  • 3l de vino blanco seco
  • 50cl de aguardiente
  • 6 naranjas
  • 2 limones
  • 400g de azúcar en polvo
  • 1 vaina de vainilla

Instrucciones

Mezcla el azúcar en polvo con el vino blanco y el aguardiente en un gran tarro de conservas de cristal que cuente con una tapa de caucho. Tápalo y déjalo reposar al menos durante un día revolviendo cada cierto tiempo. Al día siguiente, lava las naranjas y los limones y sécalos bien. Corta las frutas en rodajas e introdúcelas en el tarro con la vaina de vainilla. Cierra el tarro herméticamente y déjalo macerar en un lugar fresco y oscuro al menos durante 6 semanas. A ser posible, agítalo una vez a la semana. Una vez transcurridas las 6 semanas de maceración, filtra el vino de naranja y embotéllalo. El vino de naranja se bebe frío como digestivo o aperitivo.

Introduce la mantequilla, el azúcar glas y la harina en el vaso del robot provisto de la cuchilla para amasar/triturar. Pon en marcha el programa para masas P2. Al cabo de 1 minuto, incorpora el huevo a través del tapón. Reúne la masa en una ensaladera y guárdala en la nevera al menos durante 30 minutos. Estira la masa y, a continuación, utilízala para forrar los moldes para tartaletas untados con un poco de mantequilla. Guarda los moldes en la nevera por lo menos durante 1 hora. Precalienta el horno a 180 °C y hornea las bases de las tartaletas entre 12 y 15 minutos, en función del tamaño de los moldes. Desmóldalos y déjalos enfriar.

Introduce los 200g de crema de castañas con el mascarpone en el vaso del robot provisto de la batidora de varillas. Pon en marcha el robot a velocidad 10 durante 1 minuto. Incorpora con cuidado las cucharadas de nata montada. Coloca esta elaboración en una manga pastelera y rellena las bases de las tartaletas. Resérvalas en el frigorífico. Lava y seca el vaso del robot.

Introduce los 20g de mantequilla cortada en trozos con los 120g de crema de castañas en el vaso del robot provisto de la cuchilla picadora ultrablade. Mézclalo todo a velocidad 12 durante 1 minuto. Coloca esta elaboración también en una manga con una boquilla muy fina.

En cada tartaleta, añade un merengue desmenuzado y recúbrelo con la mantequilla de crema de castañas hasta formar una cúpula. Espolvorea un poco de azúcar glas. Prueba este postre con un vaso de vino de naranja.

Consejos

Si todavía te queda pastaflora, puedes utilizarla para elaborar una tarta de chocolate.