Ingredientes

Para 4 personas

  • 300 g carne picada de ternera
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla
  • 5 cl aceite de oliva
  • 500 g tomates pelados y escurridos (en lata)
  • 10 g orégano
  • 50 g harina
  • 50 g mantequilla
  • 50 cl leche semidesnatada
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pasta de láminas de lasaña, precocinadas
  • 100 g queso gruyere rallado
  • Sal y pimienta

Instrucciones

Pelar la cebolla y el ajo y ponerlos en el robot de cocina. Picar a velocidad 7 durante 10 segundos.

Abrir la máquina y colocar el mezclador sobre las cuchillas, añadir el aceite y programar velocidad 1 durante 5 min. a 120°C.

Añadir la carne, los tomates y el orégano por el orificio de la tapa. Condimentar con sal y pimienta e iniciar el programa de cocción lenta Slow cook a velocidad durante 35 min. 1 a 90°C. Reservar la salsa y limpiar el robot de cocina.

Precalentar el horno a 180°C (pos. termostato 6). Poner la harina, la leche y la nuez moscada en el robot de cocina equipado con la batidora. Condimentar con sal y pimienta. Mezclar a velocidad 3 durante 1 min.

Añadir la mantequilla en trocitos por el orificio de la tapa e iniciar el robot a velocidad 2 durante 8 min. a 90°C.

Untar con aceite una bandeja de horno y verter un poco de la salsa de tomate. Cubrir con las láminas de pasta de lasaña, añadir un poco de salsa de tomate, bechamel y gruyere. Repetir este paso hasta que todos los ingredientes se hayan acabado, finalizando con el queso gruyere. Hornear durante 25 - 30 min.

Esta receta se puede hacer con