OH MY CAKE

OH MY CAKE
¡Iníciate en el mundo de la repostería!

Da tus primeros pasos en el mundo de la repostería con el robot de repostería Oh My Cake de Moulinex. Esta batidora de 300 W ultracompacta permite la elaboración de una amplia gama de recetas, garantizando resultados perfectos gracias a su movimiento planetario, a sus cinco velocidades ajustables y a su botón Pulse. Dispone de dos varillas y dos ganchos de amasar en acero inoxidable de alta calidad, así como un generoso bol de acero inoxidable de 4 litros, todo ello apto para lavavajillas.

Referencia : QA110810

Oh My Cake de Moulinex: el robot de repostería para iniciarte en el mundo pastelero

Da tus primeros pasos en el mundo de la repostería con el robot de repostería Oh My Cake de Moulinex.

Esta batidora de 300 W ultracompacta permite la elaboración de una amplia gama de recetas, garantizando resultados perfectos gracias a su movimiento planetario, a sus cinco velocidades ajustables y a su botón Pulse.

Dispone de dos varillas y dos ganchos de amasar en acero inoxidable de alta calidad, así como un generoso bol de acero inoxidable de 4 litros, todo ello apto para lavavajillas.

Características técnicas / Comparación

Número de velocidades No encontrado  
8  
8  
7,0  
Tipo de funciones No encontrado  
No encontrado Repostería  
No encontrado
Colores Negro  
No encontrado No encontrado Blanco  

Instrucciones de uso

Preguntas frecuentes

Antes de utilizar el aparato por primera vez, lava todas las piezas de los accesorios con agua templada y jabonosa (consulta la sección sobre limpieza del manual de instrucciones). Aclara y seca.
Pon la unidad del motor sobre una superficie plana, limpia y seca.
Enchufa el aparato.
Después de haber seguido las instrucciones del manual del usuario para poner en funcionamiento el aparato, asegúrese de que el enchufe funciona, conectando otro aparato eléctrico. Si sigue sin funcionar, no intente desmontar ni reparar el aparato usted mismo y llévelo a un centro de reparaciones autorizado.
No utilice el aparato. Para evitar riesgos, sustitúyalo en un centro de reparación autorizado.
Un robot de cocina funciona de forma diferente a un procesador de alimentos puesto que las herramientas utilizadas para la mezcla están suspendidas de un brazo por encima de los alimentos, mientras que con un procesador de alimentos, las herramientas de mezcla operan por debajo de los ingredientes.  Un robot de cocina sirve principalmente para preparar masa y pasteles. Un procesador de alimentos puede hacer estos trabajos, pero no con la eficiencia de un robot de cocina. Si estás pensando en hacer pasteles, tendrás que considerar la cantidad de tiempo que invertirás en esta tarea. De prepararlos a menudo, entonces un robot de cocina sería la mejor opción. Vale la pena tener en cuenta que un procesador de alimentos es mucho más pequeño que un robot de cocina.
Tu aparato contiene numerosos materiales recuperables o reciclables. Déjalo en un punto local de recogida de residuos.
Si crees que falta una pieza, llama al Centro de Servicio al Consumidor y te ayudaremos a encontrar una solución adecuada.
Vaya a la sección «Accesorios» del sitio web y ahí encontrará fácilmente lo que necesite para su producto.
Consute una información más detallada en la sección de Garantía de este sitio web.