LAS VERDURAS Y LOS NIÑOS

¿Cómo conseguir que a los niños les gusten las
verduras?
Moulinex France
¿Enseñarles a que les gusten las verduras? ¿Por qué no?

Es cuestión de elegir una receta y darle una buena presentación. En zumos, en purés, en mousses, en brochetas, en crudo con sal, en ensaladas, gratinadas, en sopa... Hay mil y una formas de iniciar a los niños en el maravilloso mundo de las verduras. Echa un vistazo a las posibilidades.

5 trucos para conseguir que a los niños les gusten las verduras

L'école des fanes

Las verduras en zumo, pasadas por la licuadora y mezcladas con un zumo de cítricos o fruta fresca les encantarán servidas con una pajita.

En puré, la mayoría de las verduras tienen bastante aceptación. Para empezar, mézclalas con puré de patatas para que descubran nuevos sabores de forma agradable.

Las mousses, más ligeras, para paladares delicados. Mezclar un puré de verduras (sin patata) con queso blanco o crema fresca montada, añadiendo unas hojas de gelatina previamente puestas en remojo. Refrigerar en la nevera en moldes individuales desmoldar posteriormente.

Las brochetas de verduras crudas son muy divertidas. Zanahorias, apio, champiñones, coliflor, tomates, rábanos... suelen gustar a todos acompañadas con un bol de queso blanco aromatizado con hierbas. Las verduras, crujientes, se complementan con un poco de pan, mantequilla salada o una pizca de sal. Ideal para los rábanos, las habitas frescas, las zanahorias, las alcachofas con pimienta e incluso los nabos.

Las sopas a menudo tienen mayor aceptación en frío: el gazpacho, la crema de tomate, el velouté en todas sus formas e incluso una sopa tipo minestrone pueden llamarles la atención. También están las ensaladas, las verduras variadas servidas en crudo o cocidas al dente y los gratinados, sin escatimar en queso rallado, evidentemente.

Pequeñas ideas creativas para conseguir que a tus hijos les gusten las verduras.

UN TOQUE DE AZÚCAR

Puedes poner un poquito de azúcar en el puré de verduras para endulzarlo. ¡Funciona!

POCO A POCO

Es inútil que intentes que tu hijo coma verduras a la fuerza, incluso te arriesgarías a que desarrollase una predisposición negativa.

¡Lo he hecho yo!

¿Y si propones a tu peque que te ayude a preparar la comida?

Confía a tu pequeño chef tareas adecuadas a su edad.

Elegir las verduras, lavar los ingredientes, leer los pasos de la receta o incluso condimentar el plato.

Después de tocar y experimentar con las verduras, tu hijo se comerá su plato con mayor orgullo y entusiasmo.

El taller del miércoles

UNA PRESENTACIÓN DE 10

Dos aceitunas negras para los ojos, un poco de tomate para la nariz, una lámina de gruyère para la boca... y tendrás un payaso de lo más divertido.

SURTIDO DE COLORES

La naturaleza es rica en verduras de diferentes colores: pimientos amarillos, tomates bien rojos, albahaca, zanahorias, judías verdes o berenjenas.

Las mejores recetas de Moulinex para triunfar con las verduras

¿SABÍAS QUE...? La verdura preferida por los niños es la zanahoria, seguida de cerca por el tomate y después por las judías verdes.